Itinerante deambular y raíces familiares

CAPÍTULO I

 

El 1 de abril de 1939 se ponía fin a la guerra civil española.

 

 

l uno de abril de 1939 la contienda civil se daba por finalizada con la toma de Madrid. Canarias entraba en una época de posguerra con infinidad de tragedias, represalias y no pocas penurias y necesidades. Una gran parte de las familias modestas vivían por debajo del umbral de la pobreza en riesgo de exclusión social. El ratio de analfabetismo se incrementaba día a día hasta alcanzar límites alarmantes.
La familia Guedes no era ajena a esta realidad, viviendo con relativa austeridad. Sin embargo, al trabajar todos los miembros de la familia en la empresa de los ‘Hermanos Betancores’ y poseer algunos terrenos de cultivo de hortalizas y animales, no solían verse inmersos en dificultades en lo referente a la alimentación o perentorias necesidades.

 

 

En la dolorosa posguerra española muchos niños vivían por debajo del umbral de la pobreza.

 

 

Empresa de los Hermanos Betancores donde estaban empleados todos los familiares de Juanito Guedes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la trasera de su casa había una huerta con algunas cabezas de ganado proporcionándoles leche y excelente queso, que su abuela, conocida como Carmita ‘la quesera’, que vivía puerta con puerta con los padrinos de Juanito Guedes en el Alto de Los Leones, sabía elaborar como nadie.

Era una mujer de avanzada edad y estaba considerada como una de las mejores queseras de la isla y al decir de los lugareños tenía unas manos prodigiosas.

 

 

 

 

 

La madrina de Juanito Guedes, Flora, era una experta cocinera y había adiestrado a la hermana del niño, Carmen, en todos los secretos culinarios. Juanito iría creciendo en valores y sabiduría. El matrimonio Guedes, de extracción rural, en su itinerante deambular, debido al empleo de su progenitor como guardia jurado en Las Palmas de Gran Canaria, fijaría su residencia en la calle Pedro Infinito, nº 72, en el barrio de Schaman, a tiro de piedra de la sociedad recreativa del Nuevo Club, lugar poco frecuentado en aquellos años.

 

Domicilio de la calle Pedro Infinito, nº 72, donde el 2 de octubre de 1942 nació Juan Guedes Rodríguez.

Juan Guedes Rodríguez nació el día 2 de octubre de 1942 en Las Palmas de Gran Canaria. En esta casa primigenia residiría en régimen de alquiler un corto periodo de tiempo.

De Pedro Infinito, donde Juanito Guedes había nacido, se trasladaría a la trasera del cementerio de San Lázaro o La Minilla que, a principios de los años cuarenta, eran lugares desérticos e inexplorados.

Su padre Juan, que procedía de la Pasadilla de Ingenio, fue destinado con posterioridad a Ojos de Garza, en el sur de la isla. Pero muy pronto se confirmaba que a Juanito Guedes el clima de aquella zona sureña le perjudicaba ostensiblemente, produciéndole frecuentes broncoespasmos, decidiendo sus padres enviar al niño y a su hermana Carmen a vivir con sus tíos y abuela a Los Tarahales en un lugar conocido como el Alto de Los Leones, que sería, en rigor, su auténtico domicilio durante el transcurso de toda su vida. El resto de la familia seguiría viviendo en el sur.

 

 

 

Ojos de Garza.

 

 

Padres de Juanito Guedes, Juan Guedes Guedes, procedente de la Pasadilla de Ingenio y María Rodríguez Reyes.

 

 

 

Por otro lado, los tíos de Juanito, a quien los niños llamaban ‘padrinos’, dado que eran conocedores de haber sido bautizados bajo su tutela en la ermita de San Telmo, al no haber iglesias en aquellos años en la zona de Schaman. Toda la Ciudad Alta, fundamentalmente, eran montañas de tierra sin edificar.

Parque de San Telmo con el popular quiosco donde el propietario vendía fotos de fútbol y las mostraba en el escaparate.
Ermita de San Telmo, donde los niños Juan y Carmen serían bautizados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

José y Flora, tíos de Juan y Carmen a quien los niños llamaban padrinos.

 

 

 

 

 

José y Flora no tenían descendencia, se sentían muy solos y aislados. En puridad, querían a los niños como si se tratara de sus propios hijos, dándoles una educación muy rigurosa y esmerada.

No es necesario significar que en aquellos años habían profundas diferencias sociales. No obstante, el niño, al vivir en una especie de locus amoenus o beatus Ille horaciano, podía disfrutar de una mayor libertad, y salvo las lógicas carencias de pertenecer a un entorno humilde, crecería amparado por el amor de su familia en un ambiente de paz y tranquilidad.

Para Juanito Guedes, este cambio no sería nada traumático al contar solo con tres años de edad.

El niño adoraba a sus padrinos y allí tendría la posibilidad no solo de recobrar su salud sino de iniciar sus estudios de primera enseñanza.

 

Su familia 

Abuelos: Manuel Guedes González y Carmen Guedes Guedes, conocida como Carmita ‘La Quesera’.

Padres: Juan Guedes Guedes y María Rodríguez Reyes.

Hermanos: Carmen, Juan, Manuel, Diego, Rosario, María, Josefa, Flora y José Guedes Rodríguez

Padrinos: José González Gil y Flora Guedes Guedes.

 

 

 

 

 

 

 

Lomo Apolinario. El niño Juanito Guedes fotografiado en un caballo de cartón, con su timple, premonición de su afición parrandera. 

 

De igual forma, pasados los años, Juanito Guedes y su hermana Carmen, recibirían juntos la Primera Comunión en la iglesia de San Vicente Paúl en Lomo Apolinario.

 

Iglesia de San Vicente Paúl en el Lomo Apolinario, donde Juanito Guedes y Carmen, recibirían su Primera Comunión.
Juan Guedes y Carmen el día de su Primera Comunión.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Trasera de la iglesia de San Vicente Paúl donde los niños jugaban al fútbol.

Los niños que pertenecen a pueblos y lugares de extracción rural aprenden antes la natural verdad de las cosas, que luego nos influyen en el devenir de nuestras vidas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Siguiente capítulo: Años de la niñez donde el tiempo no existe