61/62

1961-62

ANTE LOS DEFICIENTES RESULTADOS Y LA ADVERSA CAMPAÑA MEDIÁTICA SE

PRODUCE EL CESE DEL TÉCNICO CASIMIRO BENAVENTE SIENDO SUSTITUIDO POR PACO CAMPOS

 

Se comenzaba la temporada 61-62 con un esperanzador triunfo en el Estadio La Virgen el 3 de septiembre de 1961 ante el C.D. Villarrobledo por un tanto a tres.

 

 

 

 

Clara y rotunda victoria ante el Cádiz por 3 tantos a cero.

Juanito Guedes la figura del partido

 

Formación de la U.D. Las Palmas que vencería al Cádiz por tres tantos a cero con goles de Erasto y Santamaría (2). En la imagen, de izquierda a derecha, de pie: Ulacia, Guedes, Aparicio, Ardura, Nelli y Evaristo. De rodillas: Vegazo, Ríos, Erasto, Santa María y Espino.
Formación del Cádiz: Luis, Portu, Moro, Eliseo, Rubio y García. De rodillas: Lorente, Bolea, Miguel, Ernández y Escobosa.
Los capitanes Aparicio y Lorente con el trio arbitral.

 

Cuarteto defensivo isleño compuesto por el guardameta Ulácia y los defensas Aparico, Ardura y Nelli.

 

Banquillo canario: Delegado Sr. Toledo, Gilberto ´el zapatero´, Pepe González (masajista), Bermúdez (portero suplente), Casimiro Benavente, Carmelo Campos.
Mientras los jugadores de la U.D. Las Palmas celebran el gol de Santamaría, los futbolistas del Cádiz se dirigen al árbitro airadamente.
Línea de volantes amarilla formada por Guedes y Evaristo.

 

Ardura
Juan José

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tras dubitativos encuentros con saldos a favor y en contra ante el San Fernando, Recreativo de Huelva y Atlético de Ceuta, la U.D. Las Palmas no mejoraba su situación en la tabla. El entrenador Casimiro Benavente continuaba siendo cuestionado por los irregulares resultados del equipo.

 


 

 

En la imagen, de izquierda a derecha: Ulacia, Guedes, Torrent, Aparicio, Nelli y San Blas. De rodillas: Ríos, Erasto. Vegazo, Espino y Blanco.

 

Formación del Ceuta: Vilar, Pedreño, Rodolfo, Céspedes, Miguel y Garcia (portero suplente) De rodillas: Tapia, Soler, Totó, Anta y Ayala.

 

Blanco. Extremo incisivo y de gran rapidez. Con un carácter torrencial y valiente llevaría mucho peligro a la meta del Ceuta.

 


 

 

La U.D. Las Palmas mereció un mayor tanteo ante el Málaga

 

Equipo de la U.D. Las Palmas que vencería al C.D. Málaga. De izquierda a derecha: Ulacia, Guedes, Torrent, Aparicio, Calixto y San Blas. De rodillas: Vegazo, Evaristo, Erasto, Santamaría y Blanco.
Formación del Málaga: Ibarreche, Dalmau, Lorenzo, Portales, Arias y Lema. De rodillas: Mendí, Pipí, Bernardi, Sande y Bruna.

 


 


La U.D. Las Palmas consigue un valioso positivo en Mestalla. Marcando Blanco y Montes

Monte, extremo de gran velocidad consigue un gol de bella factura al rematar de cabeza un centro del defensa Aparicio, siendo con posterioridad retirado del campo por lesión.

 


 

 

Disputado encuentro ante el R.D. Murcia que finalizaría en empate. Un positivo que vuela. En el último cuarto de hora se desconcertaron los amarillos

 

La formación de la U.D. Las Palmas presentaría la siguiente alineación. De izquierda a derecha, de pie: Ulacia, Guedes, Juan José, Aparicio, San Blas y Evaristo. De rodillas: Vegazo, Juan Luis, Ríos, Carlos y Blanco.

 

Alineación de R.D. Murcia: Ramírez, Tatono, Rincón, Garré, Montejano y Aznar. De rodillas: De la fuente, Aviétar, Lax, Paz y Escobar.

 

Los capitanes junto al trio arbitral, Aparicio y Montejano.

 


 

 

Humillante derrota ante un modesto Cartagena por tres tantos a cuatro.

La afición canaria mostró su repulsa total al abandonar el entrenador el campo del juego.

 

En la imagen que presentariía la U.D. Las Palmas. De izquierda a derecha, de pie: Ulacia, Guedes, Juan José., Ríos, Aparicio y San Blas. De rodillas: Vegazo, Juan Luis, Erasto, Santamaría y Blanco.
Formación del Cartagena: Barea, (Sierra), Elí, Diego, Barrenechea, Magín y Hernández. De rodillas : Herurozo, Mancinillo, Sornichero, Antonio y Santa María.
En la imagen los capitanes Aparicio y Santa María con el árbitro Castillo izquierdo.
Erasto (cabeza de oro). Erasto, en espléndido remate de cabeza, establece el tercer gol frente al Cartagena.
En la imagen Juan Luis marcando para la U.D. Las Palmas uno de los tres tantos ante el Cartagena.

 


 

 

Octavo partido sin conocer la victoria.  La situación comienza a ser delicada

 

 

Equipo de la U.D. Las Palmas que empataría a dos tantos con el Granada en el Estadio Insular. De izquierda a derecha: Ulacia, Guedes, Aparicio, Calixto, Evaristo y Espino. De rodillas: Juanas, Santamaría, Erasto, Ríos y Montes.
Formación del Granada: Mesa, Alvárez, Mingorance, Gómez, Cándido y Larrabeiti. De rodillas: Bustillo, Manolet, Barceló, Lalo y Arsenio.
En la instantánea, los capitanes de ambos equipos Aparicio y Arsenio con el trio arbitral.

 


 

23 Noviembre de 1961

 

JUANITO GUEDES ES LLAMADO POR PEDRO ESCARTÍN PARA EL EQUIPO B DE ESPAÑA

 

 

En la imagen Pedro Escartín, que convocaría a Juanito Guedes para formar en la selección B de España.

El entrenador Pedro Escartín ha pedido orientación sobre los jugadores en alza que considera interesantes para integrar el equipo B de España.

A este efecto tiene la intención de celebrar un encuentro el próximo miércoles en Madrid para el que han sido convocados una serie de jugadores.

Los futbolistas que han sido llamados por el seleccionador sin los siguientes:

 

POTEROS: Yaiza (Real Zaragoza) Gerrica (Osasuna)

DEFENSAS: Luque (Sevilla), Echevarria (Atlético de Bilbao), Salvador (Osasuna), Reija (Zaragoza), Zubiaurre (Osasuna).

MEDIOS: Paquito (Oviedo), Aurre (Coruña), José Luis (Zaragoza), Guedes U.D. Las Palmas.

DELANTEROS: Zaballa (Barcelona), Odriozola (Santander), Ruiz (Madrid), Amancio (Coruña), Fuste (Osasuna), Bueno (Real Madrid), Lapetra    (Zaragoza).

Con estos jugadores se formaría un equipo que se enfrentaría al Real Valladolid.

 

 

 

 

 


 

 

 

Equipo de la U.D. Las Palmas: Bermúdez, Juan José, Guedes, Calixto, Espino y Collar. De rodillas: Juanas, Santamaría, Erasto, Ríos y Vegazo.

 

Formación del Albacete Balompié: Rafa, Mateo, Arnaiz, Juanele, Salas y Alfaro. De rodillas: Beke, Simón, Oriol, Moll y Periquín.

 

Los capitanes de ambos equipos ríos y Moll con el trio arbitral.

 

Un centro formidable de extremo Vegazo lo remataría magistralmente Ríos de cabeza a la red.

 

 

 

14 diciembre 1961

 

 

EL FUTBOLISTA JUANITO GUEDES Y LA NADADORA ALICIA MARTÍN

ELEGIDOS LOS MEJORES DEPORTISTAS DEL AÑO

 

 

En el transcurso de un festival gimnástico los galardonados recibirían sus trofeos.

Juan Rodríguez Guedes es un producto de nuestra gran cantera.

Tras ser seleccionado por Luis Molowny en dos ocasiones es llamado por Eusebio Martín para integrar la Selección Nacional que jugaría la Copa de la U.E.F.A en Portugal.

Tras disputar cinco encuentros ingresa como internacional en la U.D. Las Palmas con sobresalientes actuaciones.

En fecha reciente fue llamado por Escartín para el equipo B. Su designación como mejor deportista del año constituye un justo premio para este muchacho que tanto porvenir deportivo encierra.

 

 

 

 

 

 


 

 

 

Alineación de la U.D. Las Palmas en la contundente victoria al modesto Villarrobledo en el Estadio Insular. De izquierda a derecha: Bermúdez, Juan José, Torrent, Collar, Espino y Guedes. De rodillas: Juanas, Tacoronte, Erasto, Ríos y Vegazo.

 

Formación del Villarrobledo: Pita, (Aurelio, 80´) Cacho, Herrero, Rubio, Larache y Josete. De rodillas: Sornichero, Mayoral, Domingo, Nito y Domínguez. En la foto dos ex jugadores que pertenecieron a la U.D. Las Palmas: Larache y Domingo.

 

 

 

Clásica línea media de la U.D. Las Palmas formada por Santiago Espino y Juanito Guedes.

 

 


 

 

Tras la derrota en el Ramón de Carranza de Cádiz, la U.D. Las Palmas daría una pobre imagen ante el San Fernando.

La Directiva de la U.D. Las Palmas cesa a Casimiro Benavente siendo sustituido por el técnico canario Paco Campos

 

 

Paco Campo.
Casimiro Benavente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la imagen: Bermúdez, Calixto, Torrent, Collar, Guedes y Espino. De rodillas: Juanas, Santamaría, Ríos, Erasto y Vegazo.

 

Alineación de San Fernando: Puche, Jiménez, Echarri, Vacunín, Naranjo y Petralarda. De rodillas: Alias, Pepín, Cartón, Magán y Mariano.

 

Los capitanes de la U.D. Las Palmas y el San Fernando Bernjamín Río y Manolo Naranjo en presencia del Colegiado del encuentro Villena García.

 


 

 

Victoria de la U.D. Las Palmas ante el Recreativo de Huelva con esperanzador debut del técnico canario Paco Campos

 

En la imagen formación de la U.D. Las Palmas en el debut de Paco Campos: Bermúdez, Calixto, Torrent, Collar, Guedes y Espino. De rodillas: Juan Luis, Santamaría, Erasto, Ríos y Vegazo.

 

Formación del Recreativo de Huelva: Domínguez, Dámaso, Infantes, Poceiro, Carolo y Ruiz Mesa. De rodillas: Sitges, Juliá, Román, Rojas y Beascoechea.

 

El entrenador auxiliar Carmelo Campos en compañía de su hermano Paco el día de su debut ante el Recreativo de Huelva en el Estadio Insular.

 

Gol de Vegazo. Según confirma el Diario de Las Palmas el objetivo de Hernández Gil ha captado con gran precisión el momento en que llega a la red del marco del Huelva el balón disparado con gran potencia por Vegazo. Era el primer gol de los amarillos.

 


 

Paco Campos seguía su camino triunfal tras vencer en el Alfonso Murube de Ceuta por la mínima diferencia.

Sin embargo, sufriría su primera derrota ante el club Deportivo de Málaga en la Rosaleda.

 

En la instantánea formación de la U.D. Las Palmas, de izquierda a derecha: Ulacia, Calixto, Torrent, Nelli, Espino y Guedes. De rodillas: Juan Luis, Carlos, Erasto, Ríos y Vegazo.

 

Formación que presentaria el Mestalla: Valero, Barrena, Alfonso, Areta, Castelló y Arnal. De rodillas: Cabello, Urtiaga, Totó, Blanes y Noverges.

 

En la imagen los capitanes de ambos equipos, Ríos y Arnal con el trio arbitral.

 

Banquillo de la U.D. Las Palmas: Gilberto ´el zapatero´, Paco Campos, Pepe González, Bermúdez, Sr. Toledo (delegado) y Carmelo Campos.

 

En la imagen Juan Luis marcando uno de los dos goles que nos daría la victoria.

 


 

La U.D. Las Palmas mereció una holgada victoria ante U.D. Levante.

Lesión del defensa amarillo Antonio Collar.

 

Alineación de la U.D. Las Palmas. De izquierda a derecha, de pie: Ulacia, Calixto, Torrent, Collar, Espino y Guedes. De rodillas: Juan Luis, Tacoronte, Erasto, Ríos y Vegazo.

 

Equipo del Levante que seria derrotado en el Estadio Insular por la mínima diferencia. De izquierda a derecha: Javier, Irusquieta, Camarasa, Uribi, Esparza y Toni. De rodillas: Valls, Gausí, Mauri, LLona y Serafín.

 

El Colegiado Sr. Irastorza (de la delegación guipuzcoana) mostrándole la moneda a los capitanes Ríos y Toni para la elección de campo.

 

El solitario gol del partido seria marcado por Juan Luis a pase de Tacoronte.

 


 

 

DEBUT DE TONONO CON VICTORIA EN LA CONDOMINA DE MURCIA 

EN LA DEMARCACIÓN DE MEDIO VOLANTE CON JUANITO GUEDES

 

Meritoria victoria en la Condomina de Murcia. 

Gran encuentro de tres valores de la cantera Juan Luis (autor del gol), Juanito Guedes y Tonono (debutante)

 

La U.D. Las Palmas planteó su partido al contraataque replegándose con gran rapidez mediante un sistema acordeón

elaborado principalmente por su línea de medio volante Juanito Guedes y Tonono que han realizaron un excelente encuentro.

 

 

CAMPO DE LA CONDOMINA DE MURCIA

 

Tonono

 

Juanito Guedes

 


 

 

Juan Luis y Erasto autores de los goles. Se habían ganado doce puntos con un cambio espectacular con respecto a la trayectoria del anterior entrenador.

 

Equipo que vencería al Hercules por dos tantos a cero: Ulacia, Tonono, Torrent, Calixto, Espino y Guedes. De rodillas: Juan Luis, Santamaría, Erasto, Ríos y Vegazo.

 

Formación del Hercules C.F.: Albadalejo, Irles, Navarro, Simó, Quetu y Laso. De rodillas: García, Balach, Cortés, Escarrá y José Juan.

 

Los jugadores de la Selección Juvenil de Las Palmas que se proclamarían Campeones de España, Carmelo (Cachicha) y Mejido tras dejar eliminar a la tinerfeña posan con Juanito Guedes en los prolegómenos del encuentro ante el Hércules de Alicante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

LA U.D. LAS PALMAS EMPATADA CON EL CÓRDOBA DIRIGIDO POR ROQUE OLSEN EN UN ENCUENTRO QUE PREFERIMOS OLVIDAR

Bochornoso espectáculo propiciado por el colegiado aragonés Sr. Martín Álvarez que propicio un altercado de orden público dentro y fuera del Estadio Insular.

El empate del Córdoba a tres minutos del final alejó al conjunto amarillo del ansiado ascenso a Primera División.Cuando faltaban sólo tres minutos para la finalización del encuentro todos pensábamos que la U.D. Las Palmas saldría victoriosa del importante choque ya que sus jugadores habían realizado un encuentro pleno de esfuerzo y gallardía que despertaría la emoción y el entusiasmo en las gradas tras el espléndido gol de Guedes, sin embargo una decisión inexplicable a todas luces impedía la justa victoria de nuestro equipo.

LA U.D. LAS PALMAS ANTE LA ADVERSIDAD. LESIÓN GRAVE DE SANTIAGO ESPINO

Desde la primera parte del encuentro nuestro equipo se veía con la importante baja de Santiago Espino que caía conmocionado al césped tras disputar un balón por alto teniendo que pasar a la enfermería.

Nuestros jugadores tuvieron que multiplicarse el resto del primer tiempo al quedar con sólo diez jugadores en el terreno de juego la media formada por Espino y Guedes realizaría un esfuerzo enorme en el centro del campo viéndose obligado Juanito Guedes a retrasar su posición en el campo debilitando al ataque y aunque el bravo jugador de Tafira baja se reintegrada al terreno de juego en el segundo tiempo con un aparatoso vendaje no se encontraba en las debidas condiciones para jugar teniendo que pasar a la demarcación de extremo. La afición puesta en pie, lo premiaría con una gran ovación.

El colegiado no solo pitaba todas las faltas a favor del conjunto cordobés sino que permitía con la mayor impunidad toda clase de brusquedades a su línea defensiva especialmente Simonet.

La indignación del público canario era mayúscula y es que no se puede luchar contra la adversidad.

Pero, la U.D. Las Palmas luchó con tenacidad hasta el límite de sus fuerzas y fruto de ello a los setenta minutos de juego Juanito Guedes obtenia el gol amarillo de espléndido remate de cabeza.

 

A tres minutos del final el árbitro Sr. Martín Álvarez regala el gol del empate al Córdoba cuando el balón no había traspasado la linea del gol

Con todos los jugadores del Córdoba al ataque buscando el gol a ala desesperada, Navarro saca una falta sobre el marco de Ulacia que logra picar el delantero Vila. El guardameta Ulacia que ve la trayectoria del esférico se lanza felinamente atrapandolo el esférico sobre la raya del gol.

El árbitro que estaba situado a unos quince metros señala gol ante la sorpresa general. Los jugadores amarillos con su capitán Ríos protestan masivamente rogándole consultar al juez de línea, pero el colegiado se niega en rotundo señalando con desplantes y altanería el centro del campo.

No hubo tiempo para más.

El Sr. Martín Álvarez ni siquiera descontó los minutos de interrupción que fueron muchos como consecuencia de la entrada y el tumulto tan grande originado.

Aunque todavía faltaban cuatro jornadas de liga, tres encuentros de visitante, aquel triste y lamentablemente día se acababa la liga para la U.D. Las Palmas subiendo el Córdoba a Primera División.

 

En la instantánea formación de la U.D. Las Palmas en el dramático encuentro ante el Córdoba C.F. que terminaría en un altecado de orden público: Ulacia, Tonono, Torrent, Calixto, Espino, Guedes y Oregui. De rodillas: Juan Luis, Santamaría, Erasto, Ríos y Vegazo.

 

Formación del Córdoba que se llevaría un punto injustamente del Estadio Insular: Benegas, Simonet, M. Oliva, Navarro, Martínez y Costa. De rodillas: Palacios, Juanín, Vila, Paz y Homar.

 

PRIMER GOL DE JUANITO GUEDES VISTIENDO LOS COLORES DE LA U.D. LAS PALMAS EN COMPETICIÓN LIGUERA.
El pundonoroso medio volante Santiago Espino daría un claro ejemplo de honestidad deportiva siendo retirado por una grave lesión y saliendo de nuevo con un aparatoso vendaje al terreno de juego ante los prolongados aplausos de la afición.

 

 


 

 

EL GRANADA SE IMPUSO A LA U.D. LAS PALMAS EN LOS OCHO MINUTOS FINALES.

 VEGAZO DESAPROVECHÓ UNA PENA MÁXIMA EN EL PRIMER TIEMPO.

 BUEN DEBUT DEL META OREGUI Y EFICAZ LABOR DE APARICIO, SAMBLAS, TONONO Y GUEDES.

 

Tras la abultada goleada en el Estadio del Armajal ante el Cartagena la U.D. Las Palmas volvía a caer derrotada ante el Granada

En este encuentro ante el club granadino en los Cármenes el guardameta vasco Ignacio Oregui tendría una destacada actuación en su debut, realizando tres soberbias paradas cuando ya en las gradas se cantaba gol.

 

IGNACIO OREGUI: ACROBACIA AGILIDAD Y DESTREZA EN ESTADO PURO

 

Llegué a la U.D. Las Palmas poco antes que Juanito Guedes, aunque paradógicamente él debutaría antes, en la temporada 1960-61, recién llegado del Porteño tras sus grandes éxitos en la Selección Juvenil Nacional.

Mi venida y estancia en la isla fue con motivo de cumplir el servicio militar.

Un año antes del fichaje de Juanito Guedes yo jugaba en la U.D. Las Palmas Aficionado, y aunque era titular y mis actuaciones eran del agrado de los mandatarios del club y aficionados, ser guardameta de La U.D. Las Palmas era tarea complicada.

A finales de la temporada 1959-60 aún estaba José Casas Gris (Pepín) que era una leyenda inamovible.

Muy pronto, tras el descenso a Segunda División, el guardameta valenciano sería traspasado el Real Betis, facilitándome la subida al primer equipo.

No obstante, quedaba Antonio Betancor, que había sido suplente de Pepín durante muchos años, Ulacia que había llegado en 1957 de la mano de Ignacio Urbieta y la incorporación de Bermúdez.

Todos tenían mayor experiencia que yo, ello significaba esperar relegado a la suplencia.

Las oportunidades de los guardametas distan mucho de las de los jugadores de campo que tienen un amplio abanico de posibilidades en diferentes demarcaciones. Luego, también había otros porteros que entrenaban con el primer equipo como Angulo, Alberiche, Colina o Grisaleña, que igualmente contaban como futuros porteros del club.

Atrás había dejado mi pueblo natal de Bergara y mis raíces norteñas.

 

Panorámica de la localidad de Bergara
 

En aquellos años era muy complejo para un chico vasco de extracción rural venir a una isla como Gran Canaria con la intención de residir en ella. Todo el archipiélago canario quedaba muy lejos en aquella época y hablar de las islas a una familia de un caserío o pueblo rural vasco era como referirse a los confines del universo. La forma de vida y costumbres eran muy diferentes.

Mis padres poseían un caserío y finca en Bergara, y toda la familia vivía en un entorno rural trabajando en la agricultura. En puridad, la vida en el campo es muy dura para toda la familia pero también tenía su belleza y su encanto bucólico lejos de encontrar en el bullicio de las grandes ciudades. Los lugareños eran personas muy arraigadas a su terruño y de costumbres muy vascas.

Llegar a una isla tan cosmopolita donde comenzaba a surgir el turismo como primera fuente de riqueza me causaría gran impresión. Aunque en aquellos años de finales de los cincuenta y principios de los sesenta distaban mucho de la actualidad.

De todas formas, España comenzaba a mejorar paulativamente con la ayuda de Estados Unidos y el desbloqueo de los países aliados. Los efectos de la posguerra iban desapareciendo gradualmente.

Como es natural sentía nostalgia de mi tierra y familia pero con el transcurso del tiempo me fui adaptando a la isla. Siempre he resaltado la hospitalidad de los canarios en mis inicios. Tengo un grato recuerdo de mi paso por el Aficionado ya que todos me acogieron espléndidamente.

 

Ignacio Oregui, cuando militaba en el Aficionado de la UD Las Palmas.

 

 

Yo había sido el único miembro de la familia que había estudiado a nivel superior cursando la carrera de delineante y tenía un empleo asegurado en una empresa solvente del sector.

Por otro lado, toda mi familia y vínculos afectivos estaban en el País Vasco. También la empresa me había prometido seguir en mi puesto de trabajo al regresar del servicio militar, gesto de extrema generosidad que nunca olvidaré.

Aunque en la isla me habían tratado magníficamente yo tenía claro regresar a mi pueblo, seguir mi vida y tradiciones en la tierra que un día me viera nacer.

Sin embargo, todo daría un giro sustancial al presentarse unas circunstancias inesperadas.

Cuando finalizó el periodo militar en el ejército del aire, le hice saber a los rectores del club que estaba muy agradecido por el trato y mi intención era tener la oportunidad de despedirme de todos. Yo había contactado con la agencia de viajes y tenía reservado el pasaje.

Debía marcharme con la mayor celeridad ya que mi familia me esperaba y tenía muchas obligaciones que cumplir.

El caserío y las tierras nos daban para vivir cómodamente pero sin grandes lujos. La alimentación era la base principal en aquellos años de posguerra y nosotros siempre estuvimos muy surtidos.

Los amigos del pueblo eran personas muy rectas con sus propios códigos morales y de conducta basadas en las tradiciones con costumbres muy vascas.

El presidente Juan Trujillo Febles, Honorio Mozón y el secretario general me citaron en la antigua sede social de La Plazoleta de Luis Antúnez, nº 1.

 

Antigua sede social de la Plazoleta Luis Antúnez donde Oregui se reunió con los rectores de la UD Las Palmas.

 

Pensé en un primer momento que era para despedirse pero todos sentados a mi alrededor comenzaron a dar cifras todas con escalas según los partidos que llegara a jugar. Algunas de las propuestas eran realmente tentadoras. Recuerdo que todos hablaban y hablaban mientras yo permanecía en silencio. Cuando terminaron les dije que agradecía profundamente el interés por contratarme pero que mi decisión era firme.

Como veía que a pesar de todo no aceptaban mi negativa pensé que pidiéndoles una cifra desorbitada viniendo de un jugador joven y sin experiencia como yo, la rechazarían de pleno y me podría ir tranquilamente a mi tierra. Les dije que era muy difícil quedarme por múltiples factores de índole familiar pero que si me llegaba una oferta de 100.000 pesetas de prima de fichaje más sueldos y primas por partidos y diferentes conceptos de prima, como el jugador mejor pagado de la plantilla me lo pensaría. La sorpresa había sido mayúscula. Mientras Jesús García Panasco me miraba por debajo de sus gafas con aquella mueca tan característica en él cuando las cosas no eran de su agrado, el presidente Juan Trujillo en voz alta y airada me dice: “¿pero bueno, usted está hablando en serio o esto es una broma de mal gusto?. Yo me levanté agradeciéndoles su interés y oferta pero advirtiéndoles que mi decisión ya había sido tomada y que como las posturas estaban tan lejanas no había más que hablar. Les di las gracias y un fuerte apretón de manos.

La despedida fue correcta y elegante, aunque obviamente no tan afectuosa debido a la gran decepción que se habían llevado.

Como la mayoría de jugadores foráneos y de otras islas vivíamos en la pensión de Dª Dolores, una gran señora con un sentimiento maternal hacia todos nosotros. Al regresar del club pensé en realizar las últimas gestiones en la isla y despedirme de todos los compañeros. Pero una determinada circunstancia iba a cambiar el rumbo de los hechos.

Jorge Quintana.

Al día siguiente, muy temprano en la mañana me avisan que alguien pregunta por mí en recepción argumentando que era una gestión urgente. No tenía idea de quién podía ser a aquellas horas, algo poco frecuente en mi rutina diaria.

Cuando bajé las escaleras y vi el rostro del empleado del club Jorge Quintana, a quien todos llamaban Jorgito, pensé que venían de nuevo a lo mismo.

En un tono algo agitado y nervioso me dice que me esperaban en el club lo antes posible. Hasta aquí todo parecía normal pero cuando el empleado de la entidad saca un cartucho de la tienda de comestibles y me dice que cuente las 100.000 pesetas que habían dentro me quedé estupefacto.

Yo en realidad había puesto aquellas cifras con la única finalidad de que no aceptaran y me dejaran marchar.

 

 

 

 

Paco Campos.

Tras fichar en la U.D. Las Palmas, el secretario general Jesús García Panasco, que tenía un gran poder de convicción me dijo en el club que había sido un buen fichaje por ambas partes y era una gran oportunidad de cara a mi futuro como jugador profesional. Tenían una fe ciega en mis condiciones como guardameta y lo demostraron con creces.

 

De regreso a casa en el periodo estival pensé que había tomado la decisión correcta dado que aquella cantidad no la podría haber ganado como delineante más. Por otro lado me daba la oportunidad de ayudar a mi familia, a remozar y ampliar el caserío y los terrenos de la finca dotándola de todo lo necesario, algo muy beneficioso para toda la familia.

Recuerdo que le entregué a mi madre 75.000 pesetas, quedándome con 25.000 pesetas para mis gastos, una vez de regreso en la isla.

Debo admitir que a pesar de la seguridad económica me costó separarme de mi familia y de mi entorno.

Era decir adiós a muchas vivencias para tomar un rumbo desconocido. No obstante, todos comprendieron que era una gran oportunidad de prosperar en mi vida y yo tenía la posibilidad de regresar todos los años de vacaciones.

Mi debut en la UD Las palmas sería en los Cármenes ante el Granada, dándome la oportunidad el técnico Paco Campos, que había sustituido a Casimiro Benavente.

 

 

 

Partido de rivalidad isleña ante el C.D. Tenerife. De izquierda a derecha: Oregui, Tonono, Torrent, José Luis, Evaristo y Guedes. De rodillas: Vegazo, Germán, Erasto Santamaría y José Luis.

 

 

Juanito Guedes, un jugador integral, indispensable en el núcleo de creación del equipo

 

Conocí a Juanito Guedes desde su militancia en el Porteño Regional y en la Selección Juvenil.

A diferencia de muchos jugadores, su debut se produjo poco después de fichar en el club.

Me admiraba su confianza y valentía aún en edad juvenil. El equipo había descendido a la Segunda División la temporada anterior y el club entraría en una grave crisis económica y deportiva. El técnico Casimiro Benavente le daría la oportunidad de debutar muy joven y no precisamente en la mejor época de la entidad.

 

Aunque era un jugador excepcional, jugar en aquellos campos de Segunda División de la época enfrentándose a jugadores veteranos no era un camino de rosas. Nosotros teníamos un equipo muy modesto. Todo cambiaría cuando se fueron incorporando jóvenes canteranos de gran valía.

Juanito Guedes era un jugador polivalente y destacaba en todas las demarcaciones, aunque su espacio natural era la zona del centro del campo desde donde organizaba todo el juego del equipo. Desde su primera temporada en el club ya le nombrarían el mejor deportista del año.

Le costó mucho llegar y los principios fueron duros.

Todo el juego recaía en sus botas y tenía que realizar un gran esfuerzo para cubrir varias demarcaciones a la vez. La llegada de Germán y Correa le benefició mucho, dado que tenía una mayor libertad de acción. Los tres eran jugadores creativos de gran nivel.

Formaban una especie de rombo con Juanito Guedes en una posición más retrasada, normalmente recibía el balón de la defensa y lo proyectaba al ataque, bien a base de pases de larga distancia o combinando con Correa y Germán.

El equipo fue adquiriendo experiencia hasta consolidarse subiendo a Primera División.

Tras algunos años de adaptación donde Juanito Guedes adquirió un gran prestigio a nivel nacional proclamándose campeón del mundo con la Selección Militar. Era el auténtico referente del equipo y su popularidad crecía día a día, siendo pieza fundamental con todos los entrenadores desde su debut con Casimiro Benavente, Paco Campos, Rosendo Hernández, Vicente Dauder, Juanito Ochoa y Héctor Rial con quien a pesar de lo irregular de la temporada(1967-68 / 1968-69), destacaría sobremanera en lo individual jugando todos los encuentros de Liga y Copa del Generalísimo.

Con la llegada de Luis Molowny, el club decidió contratar a Gilberto II que con Martín II y José Juan, que potenciarían el equipo considerablemente. Tanto Juanito Guedes como Germán se sentían reforzados con el continuo bregar del jugador tinerfeño.

Fueron nuestros dos mejores años y el pináculo de celebridad de Juanito Guedes que era todo en el equipo.

Fue un jugador muy querido por los aficionados dada su gran sencillez. La mayoría de aquellos jugadores conviviríamos cerca de una década juntos y todo ello se nota a la hora de adquirir ciertos automatismos,

Lo admirable en este proyecto es que habiendo transcurrido medio siglo aún se recuerde la figura de Juanito Guedes como si fuera ayer.

El fútbol ha cambiado sustancialmente y por el club han pasado muchos jugadores, algunos de ellos de enorme calidad, pero tras su fallecimiento aún no hemos visto un futbolista de su carisma y personalidad.

 

El guardameta Ignacio Oregui mostrando su alegría tras la victoria amarilla en el Nou Camp.

 

Equipo que se proclamaría Subcampeón de España en la Liga Nacional. De izquierda a derecha, de pie: Oregui, Aparicio, Tonono, Martín II, Castellano y Guedes. De rodillas: León, Gilberto II, José Juan, Germán y Gilberto I.

 

Ignacio Oregui
 

 


 

 

Despedida de la Liga en el Estadio Insular con victoria sobre el Real Jaén por dos tantos a uno.

La U.D. Las Palmas resuelve el encuentro en la segunda mitad con dos goles de Erasto, uno de ellos de penalti al guardameta Foria

que fue el jugador más destacado en el bando visitante.

 

Alineación de la U.D. Las Palmas que vencería al Real Jaén en la última presentación del equipo canario en el Estadio Insular: Oregui, Aparicio, Torrent, Tonono, Guedes y San Blas. De rodillas: Juan Luis, Tacoronte, Erasto, Ríos y Blanco.

 

Equipo del Real Jaén en el Estadio Insular: Foria, Pedrito, Méndez, Rebellón, Victor y Ojeda. De rodillas: Roman, Padilla, Arregui, Conesa y García.

 

Los capitanes de ambos equipos, Aparicio y Arregui con el árbitro y los jueces de línea.

 

Banquillo canario. En la imagen el entrenador canario Paco Campos se despedía de la afición en el último encuentro en el Estadio Insular tras realizar una brillante campaña. Le acompañan en la instantánea Pepe González (masajista) Bermúdez, Sr. Toledo (delegado) y Carmelo Campos.

 


 

 

BUEN CIERRE DE LIGA DE LA U.D. LAS PALMAS CON VICTORIA ANTE EL ALBACETE POR DOS TANTOS A CERO

Sobre el encuentro ante el Albacete poco más que contar, exceptuando la coordinada actuación del equipo destacando de nuevo el extremo Juan Luis que realizaría una gran campaña tras la llegada del técnico Paco Campos, que junto a Erasto serian los goleadores del equipo amarillo.

La U.D. Las Palmas debería seguir esperando una nueva temporada para intentar conseguir el deseado ascenso.

Los aficionados canarios residentes en la península prefirieron viajar hasta La Condomina de Murcia para presenciar la final del Campeonato de España de Selecciones Juveniles entre  Castilla y Las Palmas, donde los ´Diablillos Amarillos´dirigidos por el técnico Luis Molowny se proclamarían en homérica gesta Campeones de España por primera vez en la historia del fútbol canario.

 

JUGADORES TEMPORADA 1961-62

 

 

 

 

 

 

 


 

TEMPORADA 60 / 61


TEMPORADA 61 / 62


TEMPORADA 62 / 63


TEMPORADA 63 / 64


TEMPORADA 64 / 65


TEMPORADA 65 / 66


TEMPORADA 66 / 67


TEMPORADA 67 / 68


LA U.D. LAS PALMAS SE PROCLAMA SUBCAMPEÓN DE LIGA EN LA MEJOR TEMPORADA DE SU HISTORIA


TEMPORADA 69 / 70


TEMPORADA 70 / 71